La pregunta de si hoy es necesaria una crítica de la técnica que vaya más allá de la denuncia de los aspectos parciales de algunos excesos se responde sola. El desastre no son los fallos del sistema, como las mareas negras, los accidentes de coche, el trabajo esclavo en las minas de coltan, Fukushima o los cánceres inducidos por el consumo de alimentos atiborrados de pesticidas. El desastre son más bien los superpetroleros cuyo nombre nunca conoceremos y que llegan a puerto sin inconvenientes para descargar el crudo; son los setecientos millones de vehículos a motor que han devastado gran parte de la superficie terrestre y de nuestros pulmones; nuestra adicción a ordenadores y teléfonos móviles; la siempre creciente necesidad de la demanda de energía eléctrica; o la mecanización, quimización y mercantilización de la agricultura en todo el planeta. Es decir, el funcionamiento «correcto» de la sociedad industrial.

¿Sólo un dios puede aún salvarnos? Heidegger y la técnica
Javier Rodríguez Hidalgo

Colección El martillo de Enoch, 2

2013
9€
122 p.
12×18
ISBN: 978-84-941092-2-5
Descárgate unas páginas

Precio web: 8,55€

“Sólo un dios puede aún salvarnos”, afirmó Heidegger en una entrevista de 1966 publicada después de su muerte. Considerado por muchos como el mayor filósofo de la técnica del siglo XX, aludía con esa frase al único camino que cabrçia encontrar para salir del desastre al que según él había llegado la sociedad occidental fundada sobre la técnica. Sin embargo, ¿fue realmente Heidegger un crítico de la técnica? Situando las ideas de Heidegger en el contexto de la “controversia sobre la técnica en Alemania, contrastándolas con las obras de otros pensadores de la técnica como Jacques Ellul o Lewis Mumford, y deteniéndose en la recepción posterior de las mismas, Javier Rodríguez Hidalgo pone en entredicho la figura del filósofo alemán y su supuesto papel de lúcido debelador de la sociedad técnica.

Javier Rodríguez Hidalgo

Nació en Portugalete, Vizcaya, en 1978. Colaboró con el boletín Los Amigos de Ludd, aparecido entre los años 2001 y 2006. Más tarde fue el editor de la revista Resquicios. Ha participado en la lucha contra el TAV (Tren de Alta Velocidad) en el País Vasco. Asimismo, ha traducido al castellano a Lewis Mumford, Alexandre M. Jacob, Jaime Semprun, René Riesel, Jean-Marc Mandosio, Pablo Sastre y Joseba Sarrionandia, entre otros. En Ed. El Salmón ha publicado La revolución en la crítica de Félix Rodrigo Mora y ¿Sólo un dios puede aún salvarnos? Heidegger y la técnica, amén de haber traducido los libros George Orwell ante sus calumniadores, Un futuro sin porvenir. Por qué no hay que salvar la investigación científica, Foucault: la longevidad de una impostura, El paraíso -que merece ser- recobrado, La Máquina se para y El traje nuevo del presidente Mao. Para Cul de Sac ha colaborado con los artículos Imaginarios apocalípticos, ¿Hay una transición en la cultura?, Ante el auge del neomarxismo e I, desgraciadamente, el dolor crece.

Cerrar menú
×
×

Carrito