Creer que todo está permitido porque creemos que todo es posible: esa es la cínica conclusión que deriva del delirio de la voluntad de poder azuzada en algunos cerebros endebles por uno o dos siglos de revolución industrial, devastadora de todos los recursos energéticos del mundo y de las fuerzas más íntimas de la humanidad.

La tragedia de Espartaco. Hacia una ecología libertaria (1949-1958)
André Prudhommeaux

Traducción, edición y selección de los textos
de José Ardillo
Coedición con Milvus ed.

2021
13,90€
191 p.
12×18
ISBN:
978-84-121887-3-8
Descárgate unas páginas

Precio web: 13,20€

Pensador apegado a la tierra y sus ritmos naturales, crítico de la tecnocracia y de la industrialización, André Prudhommeaux (1902-1968) fue un ingeniero agrónomo y botánico que abandonó su carrera profesio­nal en aras de un compromiso político con el ideal anarquista. Amigo de Albert Camus, a quien introdujo en los círculos libertarios en Francia, Prudhommeaux aunó sus anhelos de igualdad y justicia social con una tempra­na conciencia y sensibilidad por la naturale­za que lo sitúa en la tradición ecologista de la modernidad. La presente antología intro­duce por primera vez en castellano la obra de un escritor imprescindible para explorar senderos alternativos al poder concebido como una «locomotora furiosa, de la que el hombre no es más que un mecanismo ciego, lanzado hacia la muerte».

André Prudhommeaux

Nació en el falansterio fourierista Familistère en Guise en 1902.

En 1927 colaboró con el periódico comunista Clarté con el pseudónimo de Jean Cello. Participa en el grupo de Albert Treint Redressment Communiste, con el que rompe en 1928. Ese mismo año se casa con la suiza Dora Ris (1907-1988), con la que funda la Librairie Ouvrière. Cercano a los grupos de oposición comunistas a la Tercera Internacional, se relaciona con trotskistas y bordigistas, acercándose a las posiciones del comunismo de consejos. Con Jean Dautry publica L’Ouvrier Communiste (1929-1930) y Correspondance Internationale Ouvrière (1932-1933). Entre medias, fundaría la revista Spartacus (1931). Participó activamente en la campaña a favor de Marinus van der Lubbe en 1933. A partir de entonces fue evolucionando ideológicamente hasta el anarquismo, contribuyendo en publicaciones libertarias como Le Libertaire y La Revue Anarchiste. Después funda una serie de publicaciones de cariz anarquista como Terre Libre (1934-1937, que se convierte en el órgano de la Fédération Anarchiste), Les Cahiers de Terre Libre, L’Espagne Antifasciste, La Nouvelle Espagne Antifasciste y L’Espagne Nouvelle.

Realiza una corta visita a Barcelona en plena guerra civil. Desde Francia, crítico con la participación en el gobierno republicano de la C.N.T., se convertirá en uno de los defensores del grupo Los Amigos de Durruti. Durante la guerra residirá en Suiza, trabajando como traductor literario. Una vez acabada la guerra, fue secretario general de la Comission de Relations Internationales Anarchiste (CRIA) durante diez años (1948-1958), así como editor de las publicaciones Le Libertaire y Le Monde Libertaire.

En 1948 introdujo por primera vez al escritor francés Albert Camus en círculos anarquistas, en una reunión del Círculo de Estudiantes Anarquistas. A partir de 1956 será secretario de la Fédération Anarchiste. Siguió colaborando con publicaciones anarquistas en el extranjero como Volontà, Freedom, L’Adunata dei refrattari y Pensée et Action, así como para las francesas Contre-courant, Defense de l’homme, L’Unique, Le Contrat Social, Preuves o Temoins.

Afectado de Parkinson durante sus últimos años, André Prudhommeaux falleció en Versalles el 13 de noviembre de 1968.

Cerrar menú
×
×

Carrito