Destruyamos las máquinas

El hecho de que las máquinas posean ahora una consciencia mínima no es garantía de que, en última instancia, no vaya a evolucionar la consciencia mecánica. Téngase en cuenta el avance extraordinario que han protagonizado las máquinas durante los últimos siglos. ¿No sería más seguro cortar el problema de raíz e impedirles continuar su progreso?

Continuar leyendo
Cerrar menú
×
×

Carrito