En el camino a ninguna parte

Es cierto que no podemos volver a los círculos sagrados perdidos hace mucho tiempo. Estamos ya desarraigados. Pero el espacio y el tiempo aún no han sido aniquilados por completo: todavía es posible averiguar dónde hemos estado, quiénes somos en realidad, y reconocer la integridad del lugar y aquello que ha vivido en él. Es el momento de comenzar a limpiar nuestros deshechos, de «asirnos a la roca y al suelo», como dijo el escritor lakota Luther Standing Bear. Es hora de volver a casa.

Continuar leyendo
Cerrar menú
×
×

Carrito